el ¡WiFi! Ese gran desconocido

WIFI

Hola amig@!

Igual que una enfermedad, o la radioactividad, los rayos UV o incluso el amor (que veces también perjudica a la salud), para mí las redes WiFi son de base, eso, ¡MALAS!.

Existe un lado oscuro con las redes WiFi. Oscuro, peligroso y por si fuese poco, además INVISIBLE.

Con esta entrada en el blog, primera de varias que van a tocar el tema del WiFi, no pretendo crear alarma social, al revés, yo a lo mío, quiero ayudar a ¡ciber-prevenirte!

Recomendaciones Básicas

Podría escribir un libro de recomendaciones, pero vamos a intentar hacerlo básico pero efectivo.

Una de mis reglas básicas es:

en Wi-Fi apagado ¡no entran moscas!

Tómatelo como quieras, te lo puedes llevar al extremo, apagando por ejemplo tu router WiFi por la noche cuando te acuestes (conozco a unos cuantos que lo hacen TODOS LOS DIAS), o más sencillo, pero también efectivo, cortando el WiFi de tus móviles o la tablet cuando no los utilices.

Te animo a que lo pongas en práctica fácilmente. Cuando te acuestes y dejes el móvil en la mesita, córtale el WiFi. Solo con este gesto, te estarás ciber protegiendo a ti mismo.

Otra de mis reglas básicas es:

¿tienes invitados en casa? Olvida tu clave del WiFi

Millones de móviles en el mundo están infectados por programas maliciosos, no lo digo yo... busca en Google: móviles infectados y sorpréndete.

Pues eso, tu amigo de turno que viene a visitarte, y que ayer estuvo conectado al WiFi en su casa, luego en la universidad y, por último, un poquito de WiFi del McDonald para cenar, si, ese amigo al que el móvil se le va andando sólo de la cantidad de “mierda” que tiene ... por favor,

¡QUE ESE AMIGO NO SE CONECTE AL WIFI DE TU CASA QUE TODO SE PEGA!

¡OH! WiFi GRATIS

Sistemáticamente, di NO a las redes WiFi públicas o gratuitas.

Es sorprendente como a la gente le da igual donde mete su móvil... Por hacer un símil para los fans de Juego de Tronos, Jorah Mormont contrajo la psoriasis al atravesar la antigua ciudad de Valyria. Cada vez que te conectas a una red WiFi gratuita, o una red pública mientras te comes tu hamburguesa en tu restaurante favorito... es muy probable que tu móvil pille no sólo psoriasis, sino también la lepra e incluso la peste porcina vete tú a saber.

Debemos concienciarnos, y esto se aplica no solo a la ciberseguridad, la palabra GRATIS no existe, siempre se pretende obtener algo a cambio, legal o ilegalmente, emulando por ejemplo una red 'FreeWifi' a donde todos, como moscas, van a conectarse sin dudarlo ...

Nada mejor que un ejemplo para mostrar cómo se puede engañar al personal. Os invito a ver esta entrevista de Jordi Évole al famoso hacker Chema Alonso en el Aeropuerto de Barajas.

Mi WiFi

Como habéis podido comprobar, no pretendo hacerlo complicado, ejemplitos sencillos pero efectivos.

No quería dejar pasar la oportunidad de compartir con vosotros lo que viene siendo mi rutina, en casa, con mis redes WiFi, si, en plural.

Subimos un poco en dificultad, pero no deja de ser una rutina de prevención simple, para nada paranoica, los hay mucho peores.

Clave del WiFi, contraseña de acceso al router y el nombre de tu red inalámbrica, cambiados cada 6 meses.

El acceso al WiFi, limitado en número de conexiones. ¿Cuantos dispositivos tengo en casa? 2 móviles, 2 portátiles y una tablet, pues solo 5 dispositivos pueden conectarse a mi red WiFi.

el Rango de direcciones IP que trae el router por defecto, ¡cambiado!, si es cada varios meses mejor... 192.168.0.X o 192.168.1.X está muy visto.

De tanto en cuanto, busco en Internet nuevas vulnerabilidades descubiertas para mi modelo de router.

Si a todo esto que se puede considerar como 'culturilla general' y de obligado cumplimiento para tener un mínimo de protección en una red WiFi, se le puede añadir cortar el WiFi de la tablet y el móvil cuando no lo utilicemos. No os preocupéis si lo veis complicado, lo iremos explicando poco a poco...

Si además activamos el modo paranoico, también podemos añadir un router VPN secundario y una raspberry para ojear el tráfico de la red con cortafuegos incorporado.

De esta forma, el hijo de tu vecino que lleva intentando piratearte el WiFi desde hace meses sin que te estés dando cuenta, lo tendrá un pelín más difícil para conseguirlo...

De regalo, un anticipo del próximo ¿sabías que...? La fábula del Router Piratilla

Imagina que estas en casa viendo tu serie favorita y se corta el WiFi.

¿te has parado alguna vez a pensar por qué se ha cortado? o ¿te tiras directamente al router hecho una fiera a reiniciarlo? ¿Apostamos?

¿sabías que una de las maneras de obtener tu contraseña WiFi es mientras tu móvil se conecta a tu router?

¿qué es lo que hace tu móvil cuando reinicias el router?

Explicándolo de manera graciosa...

Móvil: Hola Router, soy yo Móvil, ¡quiero Internet, quiero Internet!

Router: Vale móvil, te conozco, pero mándame tu contraseña.

Móvil: Aquí tienes tío... l0sP3cesenelrionob3b3n

Vecino: ¡Hola!! Gracias hombre por la contraseña, ¡que yo también estoy por aquí!

Vecino: Es más, he sido yo quien ha cortado el wifi para que reinicies el router...

Vecino: por cierto, ese ya no es tu router, ¡es mío! ¡pardillo! JAJAJAJA

Me despido no sin recordar que, si tenéis preguntas o dudas, ¡aquí estamos! Dejad vuestros comentarios en el post y con gusto os responderemos.

Espero que os esté gustando la dinámica que estamos llevando con el BLOG y os mando, como siempre, un saludo enorme desde la France.

DAG

el ¡WiFi! Ese gran desconocido

7 pensamientos en “el ¡WiFi! Ese gran desconocido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: