Sin contacto

SIN-CONTACTO

En Londres, hasta los músicos en la calle piden propina con lector de tarjetas de crédito sin contacto...

Pagar con tarjeta en el supermercado, cuando vamos de cena o para echar gasolina, no es nada nuevo. Yo diría que ya estamos completamente adaptados al hecho de llevar nuestra tarjeta encima. Sólo que ahora, podemos pagar pequeñas cantidades, vamos a decir menos de 20 euros, aproximando la tarjeta de débito al lector y por efecto de magia, o gracias a la tecnología NFC, pagamos lo que hayamos comprado sin gran calentamiento de cabeza, es decir, rápidamente y sin introducir el PIN. Desde el punto de vista de la tecnología es un gran avance, igual que podemos pagar ya aproximando el móvil a un terminal pero todo avance, conlleva un riesgo.

La calderilla es más segura

Siempre me ha gustado llevar unas monedas encima, lo que todos conocemos como calderilla. Nos falta mucho para llegar al 100 % sin contacto y no llevar nunca más unos eurillos en la cartera. Personalmente creo que ésto no llegaré a verlo. Todavía la gran mayoría nos preguntamos cuan seguro es el pago sin contacto o el pago a través del móvil, pero bueno, todo se andará.

Partimos de la base que una tarjeta de crédito, se puede clonar. Solamente sabiendo el numero de tarjeta, fecha de caducidad y CVV podríamos hacer compras por Internet siempre y cuando el dueño no tenga una doble autenticación de compra activada. Ya lo hemos dicho en otras ocasiones. En el mercado ‘negro’ de Internet se puede adquirir todos los datos de una tarjeta de crédito robada por ciento y pocos euros…

La banda magnética siempre fue una de las vulnerabilidades de las tarjetas de crédito. El chip de la tarjeta se añadió hace unos años, lo que hace una segunda vulnerabilidad y ahora también, aceptamos la radiofrecuencia y compartir todos nuestros datos de 'sin contacto' para pagar. Podemos decir que una tarjeta de crédito es una vulnerabilidad con patas aunque nos quieran vender lo contrario.

De ahora en adelante, ¡los ladrones de carteras tienen los días contados! Con la llegada del ‘sin contacto’ los ladrones e incluso las mafias organizadas se están transformando al concepto del digital pick-pocketing, o lo que viene siendo los ladrones de carteras digitales.

Imagina las Ramblas de Barcelona o Sol o Callao en Madrid. Calles atestadas de gente y de ladrones de carteras... pues bien... estos ladrones ya no tienen que meter la mano en tu bolsillo o abrirte el bolso. Solo deben aproximarse con un lector de tarjetas móviles a tu bolso y cargarte una cantidad en tu tarjeta... para cuando te des cuenta (si es que sigues los movimientos de tu cuenta al dedillo) ... pues ya sera tarde... te han soplado 20 euros y tú, ni papa.

¿ y cómo me protejo yo de ésto ?

Pues estamos en las de siempre… prevenir en Internet es desconectarte lo máximo posible… pues para no tener problemas con el pago sin contacto, no actives el pago sin contacto de tu tarjeta., ¿no crees?

Si quieres seguir utilizando el pago sin contacto porque mola mucho no tener que meter el PIN cada vez … primero, asegúrate que el sitio donde vas a pagar es de confianza, no sé, la tienda o el supermercado que sueles frecuentar. Personalmente, en mi vida pagaría sin contacto en un chino por ejemplo… o en un Kebap y no tengo nada en contra de este tipo de locales, pero ya sabéis, mi regla es no confiar en nada ni en nadie por muy amigo, simpático o profesional que sea la persona.

Estas últimas veces que he bajado a España de vacaciones, me ha sorprendido que siempre sea yo quien le dice a la dependienta de turno, o al camarero, ¡por favor, no pases la tarjeta sin contacto! Que sepáis que hasta ahora, en Francia siempre ha sido al contrario, es decir, la pregunta es obligatoria ¿ desea usted pagar sin contacto?

Siguiendo con la prevención, podemos comprarnos una cartera o un monedero que bloquee las ondas NFC y así te fuerzas a que el ‘sin contacto’ se haga sola y exclusivamente cuando saques la tarjeta de la cartera. En Amazon son relativamente asequibles.

Otro consejillo más económico que la cartera NFC, digamos el remedio de la abuela ... es llevar un trocito de papel de aluminio (papel Albal) en la cartera... Se dice que bloquea las ondas, aunque nunca lo he probado realmente.

Por supuesto, por dios y por la virgen, NO USES el pago sin contacto sin sacar la tarjeta de tu monedero, acercando TODA tu cartera al lector bajo el riesgo de que te copien todas las tarjetas que lleves encima y tu creyendo que estás pagando la cena...

Ahora sí, me despido como siempre desde Orléans, pero por poco tiempo… las vacaciones empiezan la semana que viene así que… nos vemos en España!!!

Cheers

DAG

Sin contacto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: