Linux

LINUX

Aquellos padres y madres que nacieron en lo analógico, aquellos que os veis sobrepasados por la tecnología o para todos los que simplemente, la palabra informática os da pavor, para vosotros, hoy os voy a enseñar que es Linux y ¡no!, no es el pájaro de fuego que salía del volcán…

A la pregunta, muchos responderíais que Linux es un programa informático pero pondríais cara de no me sigas preguntando… ¡bien!, vamos a dejarlo en que Linux es un programa que permite “comunicarnos” con los dispositivos electrónicos y cuando termines de leer, espero que te animes a probarlo.

 

Hace mil años fue cuando tuve mis primeras tomas de contacto con Linux, siempre me ha apasionado el salirme del rebaño y como buen autodidacta que soy, intentar aprender y hacer las cosas por mi mismo. Pues eso, en el siglo pasado, empecé a codearme con el sistema operativo Linux, nada que ver con las versiones de hoy día, pero ya empezó a gustarme eso de la programación, el código, los permisos, la seguridad, y el averíguatelas tu mismo si quieres que funcione.

 

Siempre me quedará la espinita clavada, porque ni por asomo me considero un experto, nunca he tenido el tiempo, a pesar de que muchísimas veces he querido involucrarme en macro-proyectos basados en Linux. Ahora bien, por mis manos y mis ordenadores han pasado cientos de versiones de Linux, siempre rollo-hobby, puesto que profesionalmente ha sido Windows el que me he aprendido con los ojos cerrados. Eso sí, ¡hasta aquí! porque mi futura empresa deMonito, estará basada en Linux en su gran mayoría… por cierto ya vamos llegando al final del túnel (Junio 2k19)

 

Dividamos Linux en dos

Por una parte Linux está formado por el Kernel, que es común a todas las versiones de Linux (* para sabelotodos) y digamos que es el programita que se encarga de las “entrañas” del ordenador, el núcleo, el hueso de aceituna (como se entiende en francés).

El kernel es el que traduce el lenguaje de los programas al lenguaje de los dispositivos y viceversa. Es aquel que comunica con la tarjeta gráfica y le dice que hacer o el que sabe como hablar con el ratón, con el teclado o con la webcam. Hoy día, podemos encontrar máquinas como coches, frigoríficos, submarinos, calculadoras, cámaras de vigilancia, tu smartTV, el rúter de tu casa o tu playstation… si es algo controlado por ordenador, que tiene que calcular, es más que probable que esté construido con una base de Linux.

La otra parte que forma Linux es la que comunica el ordenador con la persona, la interfaz, lo que viene siendo el sistema operativo o como se dice en la jerga linuxera, la distribución o distro.

 

 

En los 90’s ya existían bastantes distros de Linux (no soy tan viejo… como para hablar de Unix aunque también programé en C en su día… ). Distros como Debian, Redhat, Fedora o Suse, pues con éstas empecé yo, me acuerdo que para que funcionase la impresora, pues te podías pasar todo el día investigando, leyendo foros y demás para luego decir, pues voy a utilizar Linux sin impresora

Hoy en día, aunque muchas versiones de Linux todavía guardan su esencia de los permisos y de tener instalado lo justo y si necesitas algo búscate la vida, la mayoría de las versiones para los ‘mortales’ como digo yo, son perfectamente utilizables en nuestro día a día. De hecho, este post lo estoy escribiendo desde uno de mis portátiles con Ubuntu y el procesador de textos de LibreOffice.

 

Beneficios de usar Linux

Utilizar Linux es, para empezar, GRATIS. OpenSource o código abierto. No tienes que pagar por utilizar el sistema operativo.

A algunos les da por las plataformas para salvar a la grulla pescadora del Mississippi, para mí utilizar Linux es eso, como formar parte de una ONG, participar en una comuna, con gente, mucha, que busca cambiar el mundo, que busca dejar de ser ovejas como siempre digo yo y promocionar la gratuidad de la propiedad intelectual y el libre uso de los programas.

El fenómeno ‘código abierto’ está cada vez más de moda y Linux vuelve a estar de actualidad gracias a los ordenadores de tarjeta o SBC como Raspberry, Udoo, Odroid o las tarjetas micro-controladoras como Arduino, al Internet de las Cosas, y a su lenguaje de programación Python que se utiliza principalmente bajo Linux. Estos meses, de hecho, se han visto grandes movimientos en el mercado, como por ejemplo, la compra de Canonical (Ubuntu) por IBM o Microsoft, que se ha hecho con GitHUB en Octubre.

Otro de los beneficios de Linux, es que es mucho más seguro que Windows. Si tienes un ordenador viejo, con Windows XP por ejemplo, estás poniendo en riesgo muy seriamente tu cibervida y el resto de equipos que estén al alcance de ese ordenador, por cierto a Windows 7 ya le va quedando muy poco de vida…

 

Si quieres hacer algo por ti mismo aunque no tengas ni papa de informática, cógete a tu niño, un tutorial en Youtube, descárgate una versión de Linux en una llave USB (yo recomiendo Ubuntu) y pasad la tarde intentando instalarla por vosotros mismos en el ordenador. Que te quedas bloqueado, Googlea o mándame un privado a malas. Al final, es como cuando plantas un árbol, crece y te da manzanas, es lo mismo, cuando instales Linux te sentirás realizado y ¡querrás más!

Por ejemplo, a mi hijo de 7 años le encanta le programa Día en Ubuntu, que se usa para hacer diagramas de flujos… cada uno con lo suyo… Ya entraré en detalles en las distribuciones especiales para niños como “Sugar on a Stick”, la próxima vez que hablemos sobre Linux en el blog dentro de unas semanas.

 

Por cierto, las distros que más me gustan y que utilizo a día de hoy en lo personal son: ParrotOS, Ubuntu, ArchLinux, ArchLinuxARM, Fedora Security y FreeBSD.

Aquí lo dejo, ¡voy a sacar la pizza del horno que se quema! os mando un abrazo enorme y os deseo ¡felices fiestas!

DAG

Linux

2 pensamientos en “Linux

  • 26 junio, 2019 a las 7:50 pm
    Permalink

    Increible ParrotOS a nivel ordenadores portatiles, sobremesa, incluso tablet, smartphone, su seguridad y la forma en que te hace navegar seguro me convence, un Debian vitaminado.
    /e/ a nivel sistema operativo abierto, gratuito, seguro, este solo de momento para smartphones tambien añadiendo servicios en linea interesantes sin rastreos _https://e.foundation.
    Combinados hacen sentirte rapido y seguro en tu dia a dia tecnológico, buen artículo PRESI 😉

    Responder
    • 27 junio, 2019 a las 10:09 am
      Permalink

      Muchas gracias por tu comentario Tomás. Parrot OS es una apuesta segura si necesitas seguridad pero no combina bien como herramienta ofimática. Pensé que podría agrupar ambas pero no, terminé decantándome por Tails cuando necesito seguridad y Mint para lo que es el día a día de trabajo (el pentesting ya me olvidé hace tiempo…)

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: